Momentos para cambiar la correa de distribucion

La correa de distribución es una de las piezas más importantes que nos encontramos en el motor, y por ello debe estar en perfecto estado. Para conseguir los mejores repuestos para tu vehículo lo mejor será visitar los despieces citroen, puesto que allí encontrarás siempre la mejor relación calidad-precio.

Pero, es probable que no sepas cuándo es el mejor momento para hacer el cambio de la correa de distribución. Por este motivo, te invito a que sigas leyendo este post porque aquí encontrarás toda la información que necesitarás para saber cuándo se debe hacer el cambio de la misma.

¿Cuándo cambiar la correa de distribución?

La correa de distribución es una pieza básica para el funcionamiento del motor, por lo que debes cambiarla en los siguientes supuestos:

Fugas en el motor

Es bastante común que con el tiempo de uso de tu vehículo comiencen a aparecer fugas de aceite o de líquido refrigerante. Estas se deben en especial a la circulación de estos líquidos a altas temperaturas por las mangueras.

Siempre que las detectes debes hacer la reparación de inmediato de las mismas, para que así puedas evitar daños a las piezas de tu motor. Asegúrate de revisar la correa de distribución y si ha sido afectada por las fugas lo más probable es que tengas que cambiarla cuanto antes.

Pérdidas de tensión

Las pérdidas de tensión pueden ser comunes si decides hacer reparaciones por tu cuenta o si llevas el coche a un taller que no esté especializado. En ambos casos el resultado puede ser el mismo y es que la correa de distribución se afloje.

Si esta correa pierde su tensión no podrá recuperarla por lo cual será el momento para cambiarla de forma inmediata. Por este motivo, siempre será básico que lleves tu coche únicamente a talleres mecánicos especializados.

Kilometraje

El kilometraje es otro aspecto clave que debes tener en cuenta, en especial porque debes hacer el cambio de la correa de distribución por lo menos una vez cada 100.000 kilómetros. Esta es la vida útil promedio que tiene esta pieza de tu motor y por este motivo debes tenerla en cuenta.

Conducir con una correa de distribución desgastada causará que esta se pueda romper en cualquier momento. Esto te llevará a que se produzcan daños irreparables en tu motor, y que las piezas dejen de funcionar de una forma correcta en el mismo, por lo que no es aconsejable en absoluto.