Carmela Rosso, elegancia y estilo en una prenda

Carmela Rosso el diseño hecho marcaCarmela Rosso vuelve a abrirse paso en el mundo de la moda. Después de que falleciera hace cinco años su dueña y fundadora, la diseñadora Carmina Becerro, la marca vuelve a la palestra de la mano de sus hijos, Antonio y Cuca Jaramillo, quienes han empezado ahora a dar notoriedad a la marca en el mercado internacional. Estamos hablando de una marca con una amplia red de distribución a nivel nacional e internacional que a través de sus tiendas físicas u online como http://marialuisamaestre.es/fabricante/63-carmela-rosso.

Breve historia de Carmela Rosso

Hablemos de los inicios. Carmela Rosso fue fundada a finales de los años setenta y podemos decir que fue una de las marcas precursoras en el boom del diseño made in Spain.. No fue hasta 1997, cuando la marca dio el salto a la Pasarela Cibeles, donde consiguió desfilar durante varias ediciones hasta que tomó la decisión de reorientar su estrategia en reforzar su producción y en impulsar su expansión más allá de sus fronteras geográficas. Formó en decoración y diseño de Interiores, en diseño de moda, su fundadora, Carmina Becerro fue quien originariamente diseñó todas sus colecciones y la comercialización de los mismos, y con el paso de los años, la marca llegó a disponer de una plantilla de más de cien personas y a tener presencia en otros países europeos y americanos como Italia, Francia, Portugal, Rusia, o México.

Después del fallecimiento de su fundadora hace 5 años, los sucesores no supieron muy bien qué hacer. Finalmente decidieron impulsarla ya que la marca había conseguido una amplia cartera de fieles clientes. A partir de este primer contratiempo donde hubieron dudas, los hijos de la fundadora, han podido recuperar la misma red de distribución que ya tenía la marca , destacando el regreso de El Corte Inglés.
Como hemos dicho anteriormente, los nuevos responsables de la Carmela Rosso vuelven con fuerza e ilusión para dar nuevamente el salto al mercado internacional. Además de los mismos países donde siempre ha estado presente la marca, debemos añadir que se han extendido a otros países sudamericanos como Ecuador y Colombia.

Presente de Carmela Rosso

Podemos decir que la marca Carmelo Rosso se posiciona en un segmento medio alto, con prendas que oscilan entre los 200 euros y los 600 euros. Es una marca enfocada a un cliente económicamente acomodado, que tiene gusto por la elegancia, y que necesita otro tipo de prendas distintas a las que ofrecen otras marcas en el mismo segmento. Los nuevos dueños no se han limitado a seguir con la empresa por herencia. Cuca, licenciada en ciencias empresariales, y con estudios en marketing y publicidad es la responsable de la producción de los productos y de las ventas. Antonio, por su parte, es abogado de formación, y es actualmente el responsable del área financiera. Lejos de aquellos años donde hubieron más de 100 trabajadores, Carmela Rosso aborda esta nueva etapa con una plantilla de diez personas que previamente habían trabajado con la fundadora. La empresa sigue manteniendo la oficina en Madrid y la confección se realiza en un taller de Toledo.