Ahorra Energía y Cumple con La Ley

Desde Junio del 2013 de acuerdo a lo establecido en el Real Decreto 235/2013 todas las viviendas o locales que estén destinados a la venta o alquiler deben contar con el certificado energético, esto aplica de igual manera para aquellos inmuebles que sean publicados para su venta o alquiler.

Se debe incluir la etiqueta de eficiencia energética tanto para las inmobiliarias físicas como para los portales web; para obtener dicho certificado energético es necesario contratar los servicios de un técnico capacitado y habilitado para ello, el técnico es el encargado de calcular la calificación energética del inmueble.

Registro: el último paso, para que el certificado energético tenga validez deberá estar inscrito en el Registro competente de la Comunidad Autónoma donde esté ubicado el inmueble, el Registro luego es el encargado de remitir la etiqueta de eficiencia energética, aquí finaliza el proceso de obtención.

Una vez emitido el certificado energético, el mismo tiene una validez de 10 años, el propietario del inmueble es el responsable de su renovación cuando sea necesaria, y si se realiza alguna reforma considerable al inmueble, el propietario puede actualizar el certificado energético.

En cuanto al costo del certificado no existe una tarifa oficial para ello, la misma está determinada por el mercado de la comunidad autónoma o por el precio que determine el técnico que lo emite, una medida está alrededor de los 200€ y los 250€.

¿Quiénes están Exentos del Certificado Energético?

De acuerdo a la normativa vigente son sietes los tipos de edificio que se encuentran exentos, entre ellos se incluyen aquellos edificios que están aislados y que cuenten con una superficie útil que sea menor a los 50 metros cuadrados.

También están exentos los edificios que sean adquiridos para su posterior demolición o para ser reformados, están exentos aquellos edificios o partes que sean utilizados como sitios de culto religioso; aquellas construcciones que sean provisionales y que se vayan a usar por un periodo máximo de dos años.

Las vivienda o pisos que solo sean habitados por un periodo máximo de 4 meses al año están exentos, esto aplicaría para los apartamentos o pisos que se alquilan para vacaciones y turismo.

Los garajes también se encuentran excluidos del certificado energético, las naves industriales están exentas, y las viviendas que tengan un gasto energético menor del 25% previsto para un año entero, estarán excluidas de igual manera de tener el certificado energético.